En este momento estás viendo Nomenclatura de óxidos: ejemplos y definición

En este artículo, exploraremos el fascinante mundo de los óxidos y cómo estos compuestos reciben su nombre. Los óxidos son una clase de compuestos químicos que contienen al menos un átomo de oxígeno y uno o más átomos de otro elemento. Estos compuestos se encuentran comúnmente en la naturaleza, en la forma de óxidos metálicos, óxidos no metálicos y óxidos mixtos. A continuación, exploraremos los diferentes nombres que se les da a los óxidos, desde los nombres sistemáticos hasta los nombres comunes y sus respectivas reglas de nomenclatura. Así que prepárate para adentrarte en el mundo de los óxidos y descubrir cómo se nombran estos fascinantes compuestos químicos.

Nombre del óxido Fórmula del óxido Nomenclatura sistemática Nomenclatura stock Nomenclatura clásica
Óxido de litio Li2O Óxido de litio Óxido de litio(II) Litina
Óxido de sodio Na2O Óxido de sodio Óxido de sodio(I) Soda
Óxido de magnesio MgO Óxido de magnesio Óxido de magnesio(II) Magnesia
Óxido de aluminio Al2O3 Óxido de aluminio Óxido de aluminio(III) Alúmina
Óxido de silicio SiO2 Óxido de silicio Óxido de silicio(IV) Sílice
Óxido de azufre (IV) SO2 Óxido de azufre (IV) Óxido de azufre (IV) Anhídrido sulfuroso
Óxido de azufre (VI) SO3 Óxido de azufre (VI) Óxido de azufre (VI) Anhídrido sulfúrico
Óxido de cloro (I) Cl2O Óxido de cloro (I) Óxido de cloro (I) Anhídrido hipocloroso
Óxido de cloro (III) Cl2O3 Óxido de cloro (III) Óxido de cloro (III) Anhídrido clórico
Óxido de cloro (V) Cl2O5 Óxido de cloro (V) Óxido de cloro (V) Anhídrido perclórico

¿Cómo nombrar óxidos? Ejemplos.

Los óxidos se nombran utilizando la nomenclatura stock o la nomenclatura sistemática. En la nomenclatura stock, se utiliza el nombre del elemento seguido de su estado de oxidación en números romanos entre paréntesis y luego la palabra óxido. Por ejemplo, FeO se llama óxido de hierro (II) y Fe2O3 se llama óxido de hierro (III).

Leer también:  Marsupiales: Definición y Ejemplos

En la nomenclatura sistemática, se utiliza el prefijo “óxido de” seguido del nombre del elemento en su forma de anión. Por ejemplo, FeO se llama óxido de hierro (II) o óxido ferroso, y Fe2O3 se llama óxido de hierro (III) o óxido férrico.

Algunos otros ejemplos de óxidos y su nomenclatura son:

  • CO: óxido de carbono (II) o monóxido de carbono
  • CO2: óxido de carbono (IV) o dióxido de carbono
  • N2O: óxido de nitrógeno (I) o óxido nitroso
  • N2O5: óxido de nitrógeno (V) o pentóxido de dinitrógeno

¿Cómo se clasifican y nombran los óxidos?

Los óxidos se clasifican en dos grupos: óxidos básicos y óxidos ácidos.

Los óxidos básicos son aquellos que se forman por la combinación de un metal con el oxígeno. Se nombran utilizando la palabra “óxido” seguida del nombre del metal en números romanos que indican su estado de oxidación. Por ejemplo, el óxido de sodio se llama óxido de sodio (I) y su fórmula química es Na2O.

Los óxidos ácidos, también conocidos como anhídridos, se forman por la combinación de un no metal con el oxígeno. Se nombran utilizando la palabra “óxido” seguida del nombre del no metal con el sufijo “-ico” y la palabra “de”. Por ejemplo, el óxido de carbono (IV) se llama óxido de carbono (IV) y su fórmula química es CO2.

Es importante tener en cuenta que algunos óxidos pueden tener propiedades básicas y ácidas, por lo que su clasificación y nomenclatura puede variar dependiendo de las circunstancias en las que se encuentren.

¿Cómo nombrar y escribir óxidos básicos?

Los óxidos básicos son aquellos compuestos que se forman por la combinación de un metal y oxígeno, y que tienen una estructura iónica. Para nombrarlos, se utiliza la nomenclatura stock, que consiste en indicar primero el nombre del metal, seguido de su número de oxidación en números romanos entre paréntesis, y por último la palabra “óxido”.

Leer también:  Ebullición: Definición y Ejemplos

Por ejemplo, el óxido de calcio, que se forma por la combinación del calcio y el oxígeno, se nombra como “óxido de calcio (II)”. El número romano II indica que el calcio tiene un estado de oxidación de +2.

Es importante tener en cuenta que algunos metales pueden tener más de un estado de oxidación, por lo que es necesario indicar cuál es el que se está utilizando en el compuesto. Por ejemplo, el óxido de hierro (III) se forma con hierro en su estado de oxidación +3, mientras que el óxido de hierro (II) se forma con hierro en su estado de oxidación +2.

En cuanto a la escritura de los óxidos básicos, se utiliza la fórmula química del compuesto, que está formada por el símbolo del metal seguido del símbolo del oxígeno. En la fórmula, se indica el número de átomos de cada elemento mediante subíndices.

Por ejemplo, el óxido de calcio se representa como CaO, mientras que el óxido de hierro (III) se representa como Fe2O3.

¿Cómo se nombran óxidos básicos según la nomenclatura tradicional?

Los óxidos básicos son compuestos formados por la combinación de un metal con el oxígeno. Según la nomenclatura tradicional, se nombran utilizando la palabra “óxido” seguida del nombre del metal en números romanos para indicar su estado de oxidación y la palabra “oso” o “ico” dependiendo de si el estado de oxidación del metal es menor o mayor que el valor más común.

Por ejemplo, el óxido de calcio se nombra como “óxido de calcio (II) oso” ya que el calcio tiene un estado de oxidación de +2. El óxido de hierro (III) se nombra como “óxido de hierro (III) ico” porque el hierro tiene un estado de oxidación de +3.

Leer también:  Hidrocarburos: definición y ejemplos

Es importante tener en cuenta que los metales que tienen más de un estado de oxidación pueden formar óxidos con diferentes nombres. Por ejemplo, el cobre puede formar tanto el óxido de cobre (I) como el óxido de cobre (II).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.