En este momento estás viendo Nomenclatura de ácidos: definición y ejemplos

Los ácidos son sustancias químicas que se encuentran en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, desde alimentos hasta productos de limpieza. Conocer cómo se nombran los ácidos es una habilidad esencial en la química y puede ayudarnos a comprender mejor su comportamiento y propiedades.

En este artículo, exploraremos cómo se nombran los ácidos y las reglas que debemos seguir para hacerlo correctamente. También discutiremos algunos ejemplos comunes de ácidos y cómo se nombran en función de sus propiedades químicas.

Si eres un estudiante de química, un profesional del campo o simplemente alguien interesado en aprender más sobre la química de los ácidos, ¡este artículo es para ti! Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre cómo se nombran los ácidos.

Nombre del ácido Fórmula química Nomenclatura Stock Nomenclatura sistemática Nomenclatura tradicional
Ácido clorhídrico HCl Cloruro de hidrógeno Ácido hidrógeno cloruro Ácido muriático
Ácido sulfúrico H2SO4 Sulfato de hidrógeno Ácido hidrógeno sulfato Ácido sulfúrico
Ácido nítrico HNO3 Nitrato de hidrógeno Ácido hidrógeno nitrato Ácido nítrico
Ácido fosfórico H3PO4 Fosfato de hidrógeno Ácido hidrógeno fosfato Ácido fosfórico
Ácido carbónico H2CO3 Carbonato de hidrógeno Ácido hidrógeno carbonato Ácido carbónico
Ácido clórico HClO3 Clorato de hidrógeno Ácido hidrógeno clorato Ácido clórico
Ácido sulfuroso H2SO3 Sulfito de hidrógeno Ácido hidrógeno sulfuroso Ácido sulfuroso
Ácido cloroso HClO2 Clorito de hidrógeno Ácido hidrógeno clorito Ácido cloroso
Ácido cianhídrico HCN Cianuro de hidrógeno Ácido hidrógeno cianuro Ácido prúsico

¿Cómo nombrar ácidos de forma correcta?

Para nombrar ácidos de forma correcta, es necesario seguir unas reglas básicas que permiten identificar su fórmula química y su nombre. En general, los ácidos se nombran a partir de la fórmula química, que indica la presencia de hidrógeno y el anión correspondiente.

Leer también:  Introducción a los animales artrópodos: ejemplos y características

Los ácidos que contienen aniones terminados en “-uro” se nombran utilizando el prefijo “hidro-” y cambiando el sufijo “-uro” por “-ico”. Por ejemplo, el ácido que contiene el anión cloruro (Cl-) se llama “ácido clorhídrico”.

Los ácidos que contienen aniones terminados en “-ato” se nombran utilizando el mismo nombre que el anión, pero cambiando el sufijo “-ato” por “-ico”. Por ejemplo, el ácido que contiene el anión sulfato (SO42-) se llama “ácido sulfúrico”.

Los ácidos que contienen aniones terminados en “-ito” se nombran utilizando el mismo nombre que el anión, pero cambiando el sufijo “-ito” por “-oso”. Por ejemplo, el ácido que contiene el anión sulfato (SO32-) se llama “ácido sulfuroso”.

Es importante recordar que la nomenclatura de los ácidos sigue estas reglas básicas y que, en algunos casos, es necesario utilizar prefijos o sufijos adicionales para indicar la presencia de hidrógeno o la valencia del anión correspondiente.

¿Cómo nombrar ácidos? ¿Ejemplos?

Para nombrar ácidos, se utiliza la nomenclatura stock, la cual consiste en nombrar el elemento no metálico y añadir la palabra “ácido”.

Por ejemplo:

– Ácido clorhídrico (HCl)

– Ácido sulfúrico (H2SO4)

– Ácido nítrico (HNO3)

– Ácido fosfórico (H3PO4)

– Ácido carbónico (H2CO3)

– Ácido acético (CH3COOH)

Es importante recordar que, en algunos casos, se pueden utilizar prefijos para indicar la cantidad de átomos de hidrógeno presentes en la molécula del ácido:

– Ácido monosulfúrico (H2SO4)

– Ácido diacrónico (H2CrO4)

– Ácido perclórico (HClO4)

De esta manera, se puede nombrar correctamente una gran variedad de ácidos utilizando la nomenclatura stock.

¿Cómo se nombran ácidos en sistema stock?

Los ácidos se nombran en sistema stock indicando primero la palabra “ácido”, seguida del nombre del elemento o del radical, y finalmente el sufijo “ico” o “oso” según el estado de oxidación del elemento o radical.

Leer también:  Todo lo que necesitas saber sobre biodegradables: ejemplos y definición

Si el elemento o radical presenta un estado de oxidación mayor, se utiliza el sufijo “ico”. Por ejemplo, en el ácido nítrico (HNO3), el nitrógeno presenta un estado de oxidación +5, por lo que se utiliza el sufijo “ico”.

Si el elemento o radical presenta un estado de oxidación menor, se utiliza el sufijo “oso”. Por ejemplo, en el ácido sulfuroso (H2SO3), el azufre presenta un estado de oxidación +4, por lo que se utiliza el sufijo “oso”.

En algunos casos, cuando un elemento puede presentar más de un estado de oxidación, se utilizan prefijos para indicar el estado de oxidación específico. Por ejemplo, en el ácido cloroso (HClO2), el cloro presenta un estado de oxidación +3, por lo que se utiliza el prefijo “oso” y el sufijo “ico” se utiliza para el ácido clórico (HClO3), donde el cloro presenta un estado de oxidación +5.

Es importante tener en cuenta que el sistema stock solo se utiliza en ácidos con elementos o radicales que pueden presentar más de un estado de oxidación.

¿Cómo se nombran los ácidos según la Iupac?

Los ácidos se nombran según la IUPAC siguiendo ciertas reglas:

1. Si el ácido proviene de un elemento no metálico cuyo nombre termina en “o”, se le agrega el sufijo “-ico”. Por ejemplo, el ácido del cloro es el ácido clorhídrico (HCl), ya que el nombre del cloro termina en “o”.

2. Si el ácido proviene de un elemento no metálico cuyo nombre termina en “a”, se le agrega el sufijo “-oso”. Por ejemplo, el ácido del azufre es el ácido sulfuroso (H2SO3), ya que el nombre del azufre termina en “a”.

Leer también:  Introducción a los Elementos Químicos: Definición y Ejemplos

3. Si el ácido proviene de un elemento no metálico que tiene dos valencias, se utiliza el sufijo “-ico” para la valencia mayor y el sufijo “-oso” para la valencia menor. Por ejemplo, el ácido del nitrógeno en su valencia mayor es el ácido nítrico (HNO3) y en su valencia menor es el ácido nitroso (HNO2).

4. Si el ácido proviene de un elemento metálico, se utiliza el prefijo “hidro-” seguido del nombre del elemento y el sufijo “-ico” o “-oso”, según corresponda. Por ejemplo, el ácido del hidrógeno y el cloro es el ácido clorhídrico (HCl).

Es importante tener en cuenta que el nombre del ácido siempre lleva la palabra “ácido” al principio y que la fórmula química del ácido se puede deducir a partir de su nombre.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.