En este momento estás viendo Introducción a los argumentos: premisas y conclusiones

En el ámbito de la lógica y el pensamiento crítico, los argumentos con premisas y conclusiones son fundamentales para la construcción de ideas sólidas y coherentes. Una premisa es una afirmación que se toma como verdadera, y a partir de ella se llega a una conclusión lógica. En este artículo exploraremos la importancia de comprender y utilizar correctamente los argumentos con premisas y conclusiones para poder analizar y evaluar de manera crítica las ideas que nos rodean en nuestro día a día.

Argumento Premisa Conclusión
Modus Ponens p → q
p
q
Modus Tollens p → q
~q
~p
Silogismo Hipotético p → q
q → r
p → r
Silogismo Disyuntivo p ∨ q
~p
q
Reducción al Absurdo p → q
~q
~p
El Conjunto Vacío ∀x (x ∉ A) A = ∅
Definición de Igualdad a = b b = a
Reflexividad a = a
Simetria a = b b = a
Transitividad a = b
b = c
a = c

¿Qué es un argumento? Premisa y conclusión.

Un argumento es un razonamiento que se utiliza para persuadir a alguien o para demostrar la verdad o falsedad de una proposición. Un argumento se compone de dos partes fundamentales: la premisa y la conclusión.

La premisa es la proposición que se presenta como evidencia o razón para aceptar la conclusión. La conclusión, por su parte, es la proposición que se pretende demostrar a partir de las premisas.

En un argumento válido, si las premisas son verdaderas, entonces la conclusión también lo es. Sin embargo, un argumento puede ser válido pero no ser sólido, es decir, que las premisas no sean verdaderas o no estén bien fundamentadas.

Es importante distinguir el argumento de otras formas de expresión, como la opinión o la creencia. Una opinión es una afirmación subjetiva que no necesita estar respaldada por pruebas o razones, mientras que un argumento busca persuadir o demostrar la verdad o falsedad de una proposición a partir de pruebas o razones.

Leer también:  Diferencia entre agito y ajito: ejemplos y explicación

¿Ejemplos de premisa y conclusión en argumentos?

Una premisa es una afirmación que se utiliza como base para argumentar algo. Una conclusión, por otro lado, es la afirmación final que se hace después de analizar las premisas. Aquí hay algunos ejemplos:

Ejemplo 1:

Premisa: Todos los gatos tienen cuatro patas.

Premisa: Simba es un gato.

¿Cuáles son 5 ejemplos de premisas en argumentación?

5 ejemplos de premisas en argumentación son:

1. Premisa mayor: Es la premisa que se encuentra en la primera parte de un silogismo y que establece una generalización que se considera verdadera. Ejemplo: “Todos los mamíferos son animales de sangre caliente”.

2. Premisa menor: Es la premisa que se encuentra en la segunda parte de un silogismo y que establece una particularidad que se considera verdadera. Ejemplo: “Los perros son mamíferos”.

3. Premisa implícita: Es una premisa que no se expresa explícitamente, pero se infiere a partir de las otras premisas y la conclusión. Ejemplo: “Si un coche es eléctrico, no contamina. El coche A es eléctrico. Por lo tanto, el coche A no contamina”. La premisa implícita sería “Todos los coches eléctricos no contaminan”.

4. Premisa de apoyo: Es una premisa que se utiliza para respaldar la premisa mayor o la conclusión. Ejemplo: “La mayoría de los fumadores tienen problemas de salud. Juan es fumador. Por lo tanto, es probable que Juan tenga problemas de salud”. La premisa de apoyo sería “La mayoría de los fumadores tienen problemas de salud”.

5. Premisa de evidencia: Es una premisa que proporciona datos o pruebas para respaldar la premisa mayor o la conclusión. Ejemplo: “Las estadísticas muestran que la mayoría de los accidentes de tráfico ocurren en carreteras secundarias. Por lo tanto, es importante tener precaución al conducir en estas carreteras”. La premisa de evidencia sería “La mayoría de los accidentes de tráfico ocurren en carreteras secundarias”.

Leer también:  Discurso directo e indirecto: definición y ejemplos

¿Cómo distinguir premisas y conclusiones en un argumento?

Para distinguir las premisas y conclusiones en un argumento, es importante tener en cuenta que las premisas son las afirmaciones o razones que se presentan para justificar la conclusión. Por otro lado, la conclusión es la afirmación que se pretende probar o demostrar a partir de las premisas.

Para identificar las premisas y la conclusión en un argumento, es necesario analizar detenidamente el texto y buscar las afirmaciones que se presentan como razones y las que se presentan como conclusión.

Una estrategia útil para identificar las premisas y la conclusión de un argumento es buscar las palabras o expresiones que indican que se está presentando una razón o una conclusión. Algunas de estas palabras o expresiones son:

Premisas:

  • “Ya que”
  • “Puesto que”
  • “Dado que”
  • “Porque”
  • “Se deduce que”
  • “Debido a”

Conclusión:

  • “Por lo tanto”
  • “Entonces”
  • “Así que”
  • “En consecuencia”
  • “Por ende”
  • “Por consiguiente”

Es importante tener en cuenta que no todos los argumentos presentan las premisas y la conclusión de manera explícita. En algunos casos, es necesario inferirlas a partir del contexto y de las relaciones entre las distintas afirmaciones del texto.

Con práctica y paciencia, es posible mejorar la habilidad para identificar y analizar argumentos de manera efectiva.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.