En este momento estás viendo El arte de la entrevista: definición y ejemplos

Las entrevistas son una herramienta fundamental en el proceso de selección de personal. A través de ellas, los empleadores pueden conocer más sobre los candidatos y tomar decisiones más informadas. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de entrevistas, las preguntas más comunes y cómo prepararse para tener éxito en una entrevista.

Nombre del solicitante Fecha de la entrevista Puesto solicitado Entrevistador Resultado de la entrevista
María Pérez 2 de marzo de 2021 Asistente de ventas Juan González Aprobado
Pedro López 4 de marzo de 2021 Gerente de marketing María Fernández Rechazado
Lucía Torres 10 de marzo de 2021 Analista de datos Juan González Aprobado
Carlos Ruiz 15 de marzo de 2021 Programador web María Fernández Aprobado
Andrea García 20 de marzo de 2021 Asistente administrativo Juan González Rechazado

¿Qué es una entrevista y cuáles son sus ejemplos?

Una entrevista es un encuentro entre dos o más personas con el objetivo de obtener información sobre un tema específico. Existen diferentes tipos de entrevistas, cada una con su propio propósito y estructura.

La entrevista de trabajo es una de las más conocidas, en la cual el empleador busca conocer al candidato y evaluar si es el adecuado para el puesto. También existen las entrevistas periodísticas, en las que el periodista busca obtener información de su entrevistado para elaborar una noticia o reportaje.

Otro tipo de entrevistas son las investigativas, utilizadas en el ámbito de la investigación científica o social para recopilar información de los participantes. También existen las entrevistas de opinión, en las que se busca conocer la opinión de una persona sobre un tema específico.

Leer también:  Uso de paréntesis: definición y ejemplos

Cada tipo de entrevista tiene su propio propósito y estructura, pero todas comparten el objetivo de obtener información relevante sobre un tema específico.

¿Qué es y cuáles son los tipos de entrevista?

Existen diferentes tipos de entrevista, cada una con un objetivo y estructura específicos. A continuación, te explicamos los principales:

Entrevista de selección: Es la entrevista más común en los procesos de selección de personal. Su objetivo es conocer al candidato, sus habilidades y experiencia laboral. La estructura suele ser dirigida por el entrevistador y se centra en preguntas relacionadas con el puesto de trabajo.

Entrevista de trabajo: Es la entrevista en la que el candidato se presenta ante el empleador para conseguir un trabajo. La estructura suele ser dirigida por el entrevistador y se centra en preguntas relacionadas con el puesto de trabajo, la experiencia laboral y la formación académica.

Entrevista de evaluación de desempeño: Es la entrevista que se realiza al trabajador para evaluar su rendimiento en el trabajo. La estructura suele ser dirigida por el entrevistador y se centra en preguntas relacionadas con los objetivos y metas alcanzados, fortalezas, debilidades y oportunidades de mejora.

Entrevista de salida: Es la entrevista que se realiza al trabajador que abandona la empresa. Su objetivo es conocer las razones de su partida, su opinión sobre la empresa y el ambiente laboral. La estructura suele ser dirigida por el entrevistador y se centra en preguntas relacionadas con la experiencia laboral y las razones de su partida.

Entrevista de investigación: Es la entrevista que se realiza con el objetivo de obtener información. La estructura puede ser abierta o dirigida, pero siempre se enfoca en obtener información específica sobre un tema determinado.

Leer también:  Preguntas cerradas: definición y ejemplos

Cada una de ellas tiene su estructura y técnicas específicas para obtener la información que se busca.

¿Cómo elaborar las preguntas ideales para una entrevista?

Para elaborar las preguntas ideales para una entrevista, es importante tener en cuenta algunos aspectos claves que te permitirán obtener la información que necesitas de los candidatos:

1. Define los objetivos: Antes de comenzar a elaborar las preguntas, es fundamental que determines cuáles son los objetivos de la entrevista. ¿Qué información necesitas obtener? ¿Qué conocimientos, habilidades o experiencias son fundamentales para el puesto?

2. Prepara preguntas abiertas: Las preguntas abiertas permiten que los candidatos se expresen de forma más amplia y detallada, lo que te dará una visión más completa sobre sus habilidades y experiencias. Evita las preguntas cerradas que solo permiten respuestas breves.

3. Sé específico: Las preguntas deben estar enfocadas en el puesto de trabajo y en los objetivos que has definido. Deben ser claras y específicas para evitar respuestas ambiguas.

4. Utiliza preguntas conductuales: Las preguntas conductuales permiten conocer cómo responde el candidato ante situaciones específicas del puesto de trabajo. Preguntas como “¿Cómo manejarías un conflicto con un compañero de trabajo?” o “¿Cómo resolverías un problema en el trabajo?” son ejemplos de preguntas conductuales.

5. No hagas preguntas ilegales: Es importante que evites hacer preguntas que puedan ser consideradas discriminatorias o ilegales. Por ejemplo, no puedes preguntar sobre la religión, la orientación sexual, la edad o el estado civil del candidato.

6. Escucha atentamente: Durante la entrevista, es importante que escuches atentamente las respuestas del candidato y que hagas preguntas adicionales para obtener más información. La entrevista debe ser una conversación fluida que te permita conocer al candidato de forma detallada.

Leer también:  Verbos graves: definición y ejemplos de oraciones

Con estos consejos, puedes elaborar preguntas ideales para tu próxima entrevista y obtener la información que necesitas para elegir al mejor candidato.

¿En qué consiste la estructura de una entrevista?

La estructura de una entrevista consiste en una serie de pasos que se deben seguir para garantizar que la entrevista sea eficaz y se obtengan las respuestas necesarias.

En primer lugar, se debe establecer una introducción adecuada, que permita al entrevistado sentirse cómodo y relajado. Durante esta parte de la entrevista, se deben establecer las reglas de la misma y explicar el propósito de la entrevista.

A continuación, se deben plantear las preguntas adecuadas, teniendo en cuenta el objetivo de la entrevista y el perfil del entrevistado. Es importante que las preguntas sean claras y concretas, para obtener respuestas precisas y útiles.

Después de plantear las preguntas, se debe escuchar atentamente al entrevistado, permitiendo que se exprese con libertad y sin interrupciones. Es importante que el entrevistador tome notas y se asegure de que entiende las respuestas del entrevistado.

Finalmente, se debe cerrar la entrevista de manera adecuada, agradeciendo al entrevistado por su tiempo y respondiendo a cualquier pregunta que pueda tener. Es importante que el entrevistador tenga una actitud respetuosa y profesional durante toda la entrevista.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.