En este momento estás viendo Ejemplos de aumentativos en el lenguaje: definición y uso

Aumentativos: una herramienta lingüística que nos permite expresar de forma más enfática y contundente. Los aumentativos son una parte importante del lenguaje y se utilizan para resaltar la magnitud o intensidad de un objeto o situación. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de aumentativos que existen, su uso en diferentes contextos y algunos ejemplos de cómo se utilizan en el habla cotidiana. ¡Sigue leyendo para descubrir más sobre este fascinante tema!

Aumentativo Ejemplo
-ón, -ona Camión, Silla grande
-azo, -aza Golpazo, Cabezaza
-ote, -ota Casota, Hombrote
-acho, -acha Machacho, Mujeracha
-ón/-ona Librón, Mujerona
-udo/-uda Barbudo, Nariguda
-orro/-orra Perro grande, Vaca morra
-ón/-ona Corazón, Piedrona
-azo/-aza Portazo, Trompazo
-udo/-uda Calvo, Cabezudo
-ote/-ota Colchón, Cabezota
-acho/-acha Chico, Hombretacho

¿Qué son los aumentativos y cuáles son 10 ejemplos?

Los aumentativos son un tipo de sufijos que se utilizan en español para aumentar el tamaño, la intensidad o la importancia de una palabra. En general, se añade un sufijo al final de una palabra para crear un nuevo término que indica una magnitud mayor que el original.

Algunos de los aumentativos más comunes en español son:

1. -ón/ona: se utiliza para indicar una gran magnitud o tamaño, como en “camión” o “mesona”.

2. -ote/ota: tiene un sentido peyorativo y despectivo, y se utiliza para indicar algo grande y de mala calidad, como en “librote” o “casota”.

3. -azo/aza: se utiliza para indicar un golpe fuerte o una acción violenta, como en “puñetazo” o “martillaza”.

Leer también:  Cultismos: definición y ejemplos

4. -ote/ota: se utiliza para indicar una gran cantidad o una intensidad mayor que la original, como en “chiquitote” o “listota”.

5. -acho/acha: tiene un sentido afectivo y cariñoso, y se utiliza para indicar algo grande o robusto, como en “panzacho” o “cabezacha”.

6. -arrón/arrona: se utiliza para indicar algo grande y pesado, como en “barrigón” o “mochilona”.

7. -ucho/ucha: se utiliza para indicar algo grande o abultado, como en “peluchón” o “bolsucha”.

8. -ón/-ona: se utiliza para indicar algo grande o destacado, como en “hombretón” o “mujerona”.

9. -ejo/eja: se utiliza para indicar algo viejo o pasado de moda, como en “mueblejo” o “carroza”.

10. -acho/a: se utiliza para indicar algo tosco o rústico, como en “hombrecho” o “panocha”.

¿Qué son los aumentativos? ¿Algunos ejemplos?

Los aumentativos son palabras que se usan para expresar una magnitud mayor o exagerada de algo. Estas palabras suelen terminar en -ón, -ona, -azo, -aza, -ote, -ota, -udo o -uda.

Algunos ejemplos de aumentativos son:

1. Casa –> Casota

2. Gato –> Gatuno

3. Hombre –> Hombretón

4. Taza –> Tazón

5. Pan –> Panzón

6. Perro –> Perrazo

7. Libro –> Librote

8. Nariz –> Narigón

9. Flor –> Florón

10. Cama –> Camota

¿Qué es el aumentativo en palabras?

El aumentativo es un tipo de palabra que se utiliza para expresar de manera exagerada la magnitud o tamaño de algo o alguien. Generalmente, se forma agregando un sufijo al final de la palabra. Este sufijo puede variar dependiendo del país o región en el que se utilice.

Algunos ejemplos de sufijos aumentativos en español son: -ón, -azo, -ote, -ote, -aco, -achón, entre otros. Por ejemplo, la palabra “casa” en su aumentativo sería “casota”, lo que indica una casa de gran tamaño.

Leer también:  Tecnologías antiguas: definición y ejemplos

Es importante tener en cuenta que el uso del aumentativo puede variar dependiendo del contexto y puede ser utilizado de manera despectiva o jocosa. Por lo tanto, es necesario utilizarlo con cuidado y respeto hacia los demás.

¿Aumentativos para niños? ¿Qué son?

Los aumentativos para niños son palabras que se utilizan para expresar una idea o concepto de forma exagerada o excesiva. Estas palabras suelen terminar en -ón, -ona, -ote, -ota, -azo o -aza.

Los aumentativos pueden ser utilizados con fines expresivos o humorísticos, pero también pueden ser una herramienta útil para el aprendizaje del lenguaje y la ampliación del vocabulario de los niños.

Algunos ejemplos de aumentativos para niños son:

  • Perro – Perrazo
  • Casa – Casota
  • Libro – Librote
  • Comida – Comilona
  • Hombre – Hombretón

Es importante recordar que el uso de aumentativos debe ser adecuado a la situación y el contexto, ya que en algunos casos puede resultar ofensivo o inapropiado.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.