En la actualidad, la comunicación es fundamental en cualquier ámbito de la vida, ya sea personal o profesional. Sin embargo, existen diferentes formas de comunicación, entre las cuales se encuentran la oral y la escrita. Aunque ambas tienen como objetivo transmitir un mensaje, presentan diferencias significativas en cuanto a su naturaleza y uso. A continuación, se explicarán las principales diferencias entre la comunicación oral y la escrita.

Comunicación oral: se refiere a la comunicación que se lleva a cabo de manera verbal, es decir, a través de la voz y el lenguaje hablado. La comunicación oral es instantánea y directa, lo que permite una interacción más cercana y personal entre las personas que se comunican. Además, la comunicación oral puede estar acompañada de gestos, expresiones faciales y tonos de voz que complementan el mensaje transmitido.

Comunicación escrita: se refiere a la comunicación que se lleva a cabo a través de la escritura, como por ejemplo, correos electrónicos, cartas, informes, entre otros. A diferencia de la comunicación oral, la comunicación escrita no es instantánea, ya que el mensaje puede ser leído en un momento diferente al de su creación. Además, en la comunicación escrita no se pueden utilizar gestos ni expresiones faciales para complementar el mensaje, por lo que es importante cuidar la estructura, gramática y ortografía del texto para evitar malentendidos.

Es importante conocer estas diferencias para utilizar cada una de ellas de manera efectiva según el contexto en el que se encuentre.

Comunicación Oral Comunicación Escrita
Se realiza a través de palabras habladas. Se realiza a través de palabras escritas.
Es más inmediata y efímera. Es más duradera y permanente.
Permite la interacción directa con el receptor. No permite la interacción directa con el receptor.
Permite el uso de elementos no verbales, como gestos y tono de voz. No permite el uso de elementos no verbales.
Es más informal y menos estructurada. Es más formal y estructurada.
Permite la adaptación al receptor en tiempo real. No permite la adaptación al receptor en tiempo real.
Puede presentar dificultades para la comprensión en caso de barreras lingüísticas o culturales. Puede ser más clara y objetiva.
Ejemplos: conversaciones, presentaciones, discursos, llamadas telefónicas. Ejemplos: correos electrónicos, cartas, informes, publicaciones en redes sociales.

¿Cómo se diferencian la comunicación oral, escrita y no verbal?

La comunicación oral se lleva a cabo a través de la palabra hablada, mientras que la comunicación escrita se realiza a través de la palabra escrita. La comunicación no verbal, por otro lado, se realiza a través de gestos, posturas, movimientos corporales y expresiones faciales.

Leer también:  Guía de oraciones tópicas: definición y ejemplos

La comunicación oral permite una interacción inmediata entre las personas, lo que puede generar una mayor comprensión y empatía entre ellas. Además, en la comunicación oral, se pueden utilizar elementos como el tono de voz, la entonación y la velocidad para transmitir ciertas emociones o intenciones.

La comunicación escrita, por otro lado, permite una mayor precisión y claridad en la transmisión del mensaje, ya que se pueden revisar y corregir las palabras antes de ser enviadas. Además, la comunicación escrita puede ser guardada y utilizada en el futuro como referencia o evidencia.

La comunicación no verbal, aunque no utiliza palabras, puede ser igual de importante que las otras formas de comunicación. Los gestos y las expresiones faciales pueden transmitir emociones y actitudes que pueden influir en la interpretación del mensaje. Además, la comunicación no verbal puede ser una forma de comunicación universal, ya que muchos gestos y expresiones son reconocidos en diferentes culturas.

¿Ejemplos de comunicación oral y escrita?

La comunicación oral se lleva a cabo mediante el lenguaje hablado y puede incluir conversaciones informales, discursos, presentaciones, entrevistas, entre otros.

Por otro lado, la comunicación escrita se basa en el uso de la lengua escrita y puede incluir correos electrónicos, cartas, informes, artículos, entre otros.

Algunos ejemplos de comunicación oral pueden ser una conversación entre amigos, una conferencia o charla, una reunión de negocios, una entrevista de trabajo o una llamada telefónica.

Mientras tanto, algunos ejemplos de comunicación escrita pueden ser una carta de presentación, un informe de investigación, un correo electrónico de trabajo, un mensaje de texto o una publicación en redes sociales.

¿Características de la comunicación oral y escrita?

La comunicación oral se da en tiempo real, mientras que la comunicación escrita no tiene esa inmediatez y puede ser editada o corregida antes de ser enviada.

Leer también:  Cómo utilizar 'cómo' y 'como' correctamente: ejemplos y definición

La comunicación oral depende del tono, la entonación y la gestualidad, mientras que la comunicación escrita depende del uso de signos de puntuación, mayúsculas, minúsculas y la estructura sintáctica de las oraciones.

La comunicación oral se da en un contexto físico, en el que se pueden percibir los estímulos del ambiente, mientras que la comunicación escrita se da en un contexto más abstracto, en el que se deben interpretar las palabras y los signos para poder comprender el mensaje.

La comunicación oral permite la interacción directa entre emisor y receptor, mientras que la comunicación escrita se da de forma más asincrónica, ya que el receptor puede recibir el mensaje en un momento diferente al que fue enviado.

La comunicación oral tiene un lenguaje más coloquial y natural, mientras que la comunicación escrita suele ser más formal y estructurada.

La comunicación oral puede ser más emotiva y persuasiva, mientras que la comunicación escrita puede ser más objetiva y analítica.

La comunicación oral se da en un canal auditivo, mientras que la comunicación escrita se da en un canal visual.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.