En este momento estás viendo Cómo utilizar citas textuales en tus trabajos académicos: ejemplos y consejos

En este artículo hablaremos sobre un tema muy importante en el mundo de la escritura: las citas textuales. Seguramente te has encontrado en la necesidad de citar algún texto ajeno en tus propias creaciones, ya sea en un trabajo académico o en un ensayo personal. Las citas textuales son una herramienta fundamental para respaldar tus ideas y dar crédito a las fuentes que has utilizado en tu investigación. En este artículo te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo utilizar las citas textuales de manera efectiva y coherente. ¡Comencemos!

Datos clave

Cita Autor Obra Año
“La felicidad no es algo hecho. Viene de tus propias acciones.” Dalai Lama Desconocida Desconocido
“No se puede ser valiente si solo tienes razones para tener miedo.” Desconocido Desconocida Desconocido
“La vida es 10% lo que te sucede y 90% cómo reaccionas ante ello.” Charles R. Swindoll Desconocida Desconocido
“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.” Nelson Mandela Discurso de Trafalgar Square 2005
“La verdad es la única realidad y la única base de todas las buenas leyes y todas las buenas vidas.” Marcus Tullius Cicero Discurso en defensa de Marco Marcelo 45 a.C.
“La vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar.” Tom Hanks Forrest Gump 1994

¿Qué es la cita textual y cómo usarla? Ejemplos.

La cita textual es una herramienta fundamental en la escritura académica. Consiste en transcribir de manera literal una parte del texto de otra persona, incluyendo las mismas palabras y la misma estructura sintáctica.

Leer también:  Solecismo: Definición y ejemplos

Para utilizar correctamente una cita textual, es necesario indicar la fuente de la que se ha extraído, ya sea un libro, un artículo, una página web, etc. Esto se hace mediante una referencia bibliográfica que incluya los elementos necesarios para identificar la obra de la que se ha extraído la cita.

Existen diferentes tipos de citas textuales, que se clasifican según la extensión de la parte del texto que se transcribe y la forma en que se integra en el texto del autor. Las citas breves, de menos de 40 palabras, se incluyen en el propio párrafo, entre comillas y con la referencia bibliográfica correspondiente. Las citas largas, de más de 40 palabras, se presentan en un párrafo aparte, sin comillas y con un sangrado especial para diferenciarlas del resto del texto.

Es importante utilizar las citas textuales de manera adecuada, ya que su uso incorrecto puede llevar a la plagio. Para evitar esto, es necesario citar siempre la fuente de donde se ha extraído la información, tanto si se utiliza una cita textual como si se parafrasea o se resumen las ideas de otro autor.

Por ejemplo, si queremos citar un párrafo del libro “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez, podemos hacerlo de la siguiente manera:

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.” (García Márquez, 1967, p. 1)

¿Tipos de citas textuales?

Existen dos tipos de citas textuales que pueden ser utilizados en un texto:

Leer también:  Adivinanzas: definición y soluciones

1. Citas directas: Son aquellas que reproducen de manera exacta el texto original. Estas citas pueden ser cortas (menos de 40 palabras) o largas (más de 40 palabras). Las citas cortas se incluyen dentro del párrafo entre comillas dobles, mientras que las citas largas se escriben en un párrafo aparte, sin comillas y con un sangrado de 1 cm hacia la derecha.

2. Citas indirectas o parafraseadas: Son aquellas que se expresan con palabras propias del autor del texto, pero que se basan en la información del texto original. En estas citas no se utilizan comillas, pero se debe citar la fuente.

Es importante mencionar que en ambos tipos de citas se debe indicar la fuente de donde se ha tomado la información, ya sea mediante el uso de una referencia bibliográfica o una nota al pie de página.

¿Qué es una cita textual?

Una cita textual es una forma de hacer referencia a las palabras exactas de otra persona o fuente. Se utiliza para respaldar afirmaciones, argumentos o para proporcionar evidencia en un trabajo académico o de investigación.

Es importante destacar que las citas textuales deben ser precisas y fieles a lo que se ha dicho o escrito originalmente. Para ello, se deben utilizar comillas alrededor del texto citado y se debe indicar la fuente de la que se ha extraído de manera clara y precisa.

Existen dos tipos de citas textuales: las citas cortas y las citas largas. Las citas cortas, que suelen ser de menos de 40 palabras, se integran en el texto y se encierran entre comillas. En cambio, las citas largas, que suelen ser de más de 40 palabras, se presentan en un bloque separado del texto principal y se indentan hacia la izquierda sin utilizar comillas.

Leer también:  Guía de crítica literaria: definición y ejemplos

En cualquier caso, es fundamental respetar la propiedad intelectual de los autores y fuentes utilizadas y evitar el plagio. Para ello, se puede recurrir a herramientas de citación como APA, MLA, entre otras, que brindan un formato estandarizado para la presentación de citas bibliográficas.

¿Qué es una cita textual y cuáles son sus características?

Una cita textual es una reproducción exacta de las palabras de otra persona. Se utiliza para respaldar y dar credibilidad a los argumentos presentados en un texto. Las principales características de una cita textual son:

1. Identificación del autor: Es importante que se identifique claramente quién es el autor de la cita, para que se le dé el crédito correspondiente.

2. Uso de comillas: Las comillas se utilizan para encerrar la cita textual y diferenciarla del resto del texto.

3. Exactitud: La cita debe reproducir las palabras del autor de manera exacta, sin modificar ni alterar su contenido.

4. Inclusión de la fuente: Es necesario incluir la fuente de donde se obtuvo la cita, ya sea un libro, una revista, un periódico o una página web.

5. Citas largas: Si la cita tiene más de cuatro líneas, se debe presentar en un párrafo aparte, con un margen más ancho y sin comillas.

Para que una cita sea efectiva, debe ser precisa, incluir la identificación del autor y la fuente, y estar correctamente incorporada en el texto.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.